Etapas del tratamiento

La base de nuestro tratamiento en ASERA A.C., es el modelo profesional y se fundamenta en la teoría Cognitivo-Conductual y los principios de la Logoterapia, este modelo de atención es tan basto que nos permite personalizarlo y ajustarlo a las necesidades terapéuticas específicas de cada paciente, alcanzando así una mejor reinserción social.

El tratamiento se divide en 3 fases:

INTERNAMIENTO

El proceso de internamiento que maneja esta institución se basa en el modelo profesional, bajo esta perspectiva cada integrante del equipo de trabajo ofrece sus conocimientos y experiencia desde un marco psicoterapéutico. Por medio de la aplicación de diferentes técnicas, dinámicas y actividades, cuyo propósito en esta primera etapa, es que el paciente tome consciencia de las circunstancias que lo trajeron a este lugar. De manera simultánea, el paciente recibe un proceso de desintoxicación que le ayude a mejorar su estado de salud en general. Posteriormente se le hace participar en un proceso de crecimiento personal que le permita ampliar los horizontes de su inteligencia emocional y habilidades sociales; creándole un entorno que le facilite recuperar el control de sus emociones, alejarse de conductas desadaptativas, y en su caso, buscar la abstinencia del consumo de sustancias psicoactivas. El fin último es que tengan la posibilidad de elegir una mejor calidad de vida y mejorar su relación consigo mismo y con las personas que les rodean.

MEDIO CAMINO

Concluida la primera etapa, que comprende el proceso de internamiento, ASERA A. C. continúa brindándole durante doce meses al paciente y a su familia, en la modalidad de consulta externa, el apoyo psicoterapéutico que se requiere en cada caso en particular. El objetivo es reforzar que ante la presencia de situaciones de conflicto, el paciente pueda aplicar las herramientas ya aprendidas durante su proceso de internamiento, o buscar nuevas estrategias que le permitan mantener en equilibrio los disparadores emocionales externos que les pueden afectar y llevarlos a una recaída emocional, conductual o de consumo.

CUIDADO CONTINUO

Finalizado el proceso de medio camino el paciente y su familia tienen la posibilidad, siempre que lo soliciten, de recibir el apoyo psicoterapéutico (remoto o presencial) de esta institución, cuando se presente alguna situación de emergencia, toma de decisión importante o alguna circunstancia que ponga en riesgo su estabilidad emocional o que exista la posibilidad de presentarse una reincidencia en el consumo.